Etiquetas


There is a amusing confusion between art and design

Absolutamente serio, el espíritu del  Diseño Industrial aparece en las manos de  nuestros antepasados, ocultos de los depredadores, cuando dan origen en sus utensilios, por la necesidad de sobrevivir y alimentarse, a un primigenio diseñador.

Se trasformará en un incansable creador de “objetos de la necesidad”, y que también crean necesidad. Ese día. Raymond y su caja.

Hoy, cuando todo se hace estudiable y definible, aparece el ICSID (International Council of Societies of Industrial Design) define el diseño industrial como la actividad creativa que consiste en la determinación de las propiedades formales de los objetos producidos industrialmente.

Nos acercamos y nos separamos.

Profesionales de cualquier tipo crean sus productos de esa forma. Hoy solo la flor en el ojal nos distingue de un artista visual, de un mago de los 3D. De un ambientador, decorador, Arquitecto…

Cual podrá ser, dicen por ahí:” Lo más importante que aporta la idea del diseño es que se lleva a cabo a partir de una forma renovada de ver el mundo y una nueva manera de interpretar las necesidades que presenta. Detrás de cada producto de diseño hay una reflexión sobre la realidad que, en mayor o menor medida, consiste en una reinterpretación de las necesidades, los deseos, los gustos y los anhelos de las personas.” realidad o fantasía?

Cuando nadamos en grandes frases, y si nos vamos a las realidades – realidades, miramos el mundo, el continente, el país, la ciudad, el pueblo y nuestra casita. Tiene que quedar algo más que las buenas intensiones. Podemos mirar con los anteojos de la realidad la producción de cada uno, los objetos de nuestros ambientes y ver que hay mucho más que producir, y reciclar. Que en lo que hay, hay que esperar mas del fundamento.

Más de nuestros creadores primigenios diseñadores, están aún en la espesura del bosque vestidos de pieles de animal.  Unos de esos mismos, van en un auto deportivo y un abrigo comprado en Europa. Son los mismos,  ¿No evolucionamos más allá que lo necesario?
La mercadotecnia y la maravilla de la comercialización de los objetos, crecen juntos como el “Romero y el Rosal”. A uno de nuestros amigos del bosque se le ocurrió que podría quitarle el instrumento creado por otro, para su propio beneficio. Una vez superada la sangre, aparece el trueque, el comercio, el lujo, el crédito, la deuda. La muerte por “tener” y por “aparentar”.

A no tener miedo. En la oscuridad pacífica del origen de nosotros mismos, podemos “ver” con precisión, lo que necesitamos y lo que no. Lo que podemos crear como diseñadores Industriales y lo que podemos dejar a todos nuestros hermanos “creadores”. Colaborando, asociándonos, disfrutando y ayudando a nuestras comunidades, sin necesidad de derramar una sola gota de sangre.

Anuncios