Imagen

Otoño

Una posibilidad de mirar màs allà.

Despuès del verano vemos todos aquellos planes que tenemos para el año, confiando en que podemos logralos todo. Con mucho ànimo me levantarè de estas cenizas de lo quemado del verano, transformàndome una vez màs en compasiva, paciente y misericordiosa. Suenan a palabras religiosas verdad?  … En este caso, son palabras espirituales; de entregar, con pasiòn, de esperar con Fè (en lo que sea que crea cada uno) y ayudar del corazòn al que sufre… Pequeños detalles que podemos recordar, en este paisaje bello de hojas que esperan caer y primeras lluvias, dejamos ir esos pensamientos sobre este suelo de milagros.

No confìo en que me cuiden. Creo en que me cuido, en que amo, en que me importo, y hay quienes me importan.

Cuando gente misteriosamente dice cuidar de uno, siento a veces que es el ego trabajando por apropiarse de alguien … prefiero que me ayuden.

Actualmente confìo poco en los que parecen “buenos” y, al final esconden un hacha y una bolsa.

Veo a aquellos que parecen muy malos, y me dan un poco de risa. Tambièn estoy aprendiendo a que me puedo sentar a la mesa con todos, y puedo reìr con sus bromas. Cuando termina la fiesta, puedo partir tranquila.

Esta tarde me preparo para un nuevo viaje. No puedo garantizar mi total amabilidad, pero lo que haga, serà muy honesto y consciente de los riesgos que correrè.

Anuncios